Archivo por meses: Julio 2012

Cómo crecen nuestros hijos: de los 3 a los 4 años

nina con pompasDe los 3 a los 4 años el niño se involucrará poco a poco en los juegos sociales y reglados, dejando así el juego en paralelo. Alcanzará grandes avances en todas sus áreas de desarrollo, pero seguirá requiriendo del cariño y aprobación de sus padres y educadores. En momentos manifestará retrocesos sobre logros ya adquiridos.

En este año ganará en su capacidad de equilibrio y coordinación de movimientos.

Su capacidad de expresión verbal se desarrollará de manera acelerada, gracias a la interacción con otras personas y debido al juego dramatizado en el que hablará y se responderá a si mismo.

En lo cognitivo, el niño experimentará una reorganización mental favorecida por el desarrollo del pensamiento simbólico. Aparecerá el juego verbalizado, dramático y de roles y su fantasía en el campo lúdico no tendrá límites. Participará por tiempos no muy prolongados en juegos de grupo y su autonomía seguirá afianzándose. Irá la baño solo, se vestirá sin ayuda y se interesará cada vez más por los otros niños.

 

  • VVAA. (2003):“Autonomía personal y salud”. Editorial Altamar, Barcelona.
  • J. Palacios (1990): “Desarrollo psicológico y educación”. Alianza Psicología
  • M.C. Ordoñez Legarda,A. Tinarejo Miketta: “Estimulación temprana: Inteligencia emocional y cognitiva” Tomo I de 0 a 1.

Cómo crecen nuestros hijos: entre el segundo y el tercer año

El niño de 2 a 3 años se caracteriza por los importantes cambios que se evidencian a nivel de desarrollo motriz grueso y fino.

Al final de los 2 años articulará frases de seis palabras y será capaz de narrar sus experiencias de una manera más fluida y clara.

Desarrollará en este periodo nociones de cantidad y temporalidad.

nino con gorro andando en las hojas de otonoSe desarrollará aún más su capacidad de atención y memoria, con lo cual, podrá gozar de momentos más largos de juego y lectura de cuentos infantiles.

El avance en sus percepciones y nociones espaciales le permitirá interiorizar el concepto de grande, pequeño, arriba, abajo, con lo cual separará objetos de distintas dimensiones y los ubicará en el espacio.

  • VVAA. (2003):“Autonomía personal y salud”. Editorial Altamar, Barcelona.
  • J. Palacios (1990): “Desarrollo psicológico y educación”. Alianza Psicología
  • M.C. Ordoñez Legarda,A. Tinarejo Miketta: “Estimulación temprana: Inteligencia emocional y cognitiva” Tomo I de 0 a 1.

Cómo crecen nuestros hijos: entre el primer y el segundo año

El niño empieza a caminar, y por tanto, a ganar en independencia para explorar el medio. Es una etapa marcada especialmente por logros motrices y por el alcance de destrezas socioafectivas, cognitivas y de lenguaje que permitirán al niño diferenciarse aún más del resto de personas y percibirse a sí mismo como un ser autónomo.

Las adquisiciones de lenguaje contribuirán al desarrollo de la autonomía pues será capaz de posponer su llanto para tratar de expresar verbalmente lo que desea. Narrará de manera breve algún suceso importante del día y dirá frases cortas, aunqunina con perro en carroe con limitaciones de sintaxis.

Hacia los 18 meses aparecerá el pensamiento simbólico, y con él el juego simbólico, actividad lúdica necesaria para experimentar y aprender a través de la acción.

Ganará en autonomía y autosuficiencia. Si a los 12 meses intentaba comer con sus dedos, utilizaba pañales y le tenía un gran temor a los extraños, a los 24 será capaz de manejar la cuchara, acercase más a los adultos y controlar de manera voluntaria los esfínteres. Todavía no tendrá un control nocturno de su vejiga por lo que los padres deberán asistirlo durante la noche.

Sentirá una creciente atracción por los otros niños y por los juegos sociales, aunque su pensamiento egocéntrico lo limitará en su aceptación de reglas lúdicas y en considerar la perspectiva de otros. Le gustará la compañía de niños de su edad, pero su juego seguirá siendo paralelo.

  • VVAA. (2003):“Autonomía personal y salud”. Editorial Altamar, Barcelona.
  • J. Palacios (1990): “Desarrollo psicológico y educación”. Alianza Psicología
  • M.C. Ordoñez Legarda,A. Tinarejo Miketta: “Estimulación temprana: Inteligencia emocional y cognitiva” Tomo I de 0 a 1.

Cómo crecen nuestros hijos: el primer año

El primer año de vida se caracteriza por los grandes avances en todas las áreas del desarrollo. Las actividades predominantes serán las sensoriales y las motrices.

En unos pocos meses el niño pasará de un actividad refleja a un control voluntario de movimientos.

  • Aproximadamente, a los ocho meses empezará a utilizar la pinza para asir objetos, a los nueve gateará y antes de cumplir el año quizás ya esté dando sus primeros pasos y diciendo unas palabras.

Todas las destrezas, por pequeñas que parezcan, estarán vinculadas unas con otras. Esto será especialmente cierto en el primera año de vida, durante el cual,bebe con fondo marron no será posible diferenciar la maduración cognitiva de la motriz.

  • Aprenderá por imitación, se ampliará su capacidad de memoria y aparecerán las nociones de permanencia de objetos y de causa efecto.

Formar vínculos afectivos seguros, conocerse, confiar en sus propias potencialidades, tener suficiente seguridad personal para tomar la iniciativa y saber relacionarse con el mundo y creer en él, son los principales aspectos que el niño deberá empezar a cimentar desde que nace.

Los vínculos seguros serán siempre una condición necesaria para el desarrollo de una personalidad armónica y feliz.

VVAA. (2003):“Autonomía personal y salud”. Editorial Altamar, Barcelona. 
J. Palacios (1990): “Desarrollo psicológico y educación”. Alianza Psicología
M.C. Ordoñez Legarda,A. Tinarejo Miketta: “Estimulación temprana: Inteligencia emocional y cognitiva” Tomo I de 0 a 1.